Abrieron la misteriosa cápsula del tiempo en West Point y se llevaron una sorpresa

Con precisión y cuidado quirúrgico, dos arqueólogos de West Point, la histórica academia militar de Estados Unidos en Nueva York, abrieron una «cápsula del tiempo», una misteriosa caja escondida por cadentes debajo de un monumento, en la década de 1820.

En una ceremonia trasmitida en streaming, a la que concurrieron jóvenes cadetes y altas autoridades de la academia, los arqueólogos abrieron la caja de plomo, armados con guantes, gafas y barbijos.

La expectativa era enorme: el contenido de la caja podría proporcionar una ventana a los primeros días más espartanos de la histórica Academia Militar de Estados Unidos.

No se sabe exactamente cuándo se colocó la caja en la base de mármol de un monumento de la academia ni quién eligió los elementos del interior, aunque un comité de cinco cadetes que pudo haber estado involucrado con la cápsula del tiempo incluía al graduado de 1829 Robert E. Lee, el futuro general confederado.

Un especialista en ingeniería nuclear realiza tomas de rayos X a las caja, en West Point. Foto: APUn especialista en ingeniería nuclear realiza tomas de rayos X a las caja, en West Point. Foto: AP

La caja de plomo fue abierta y registrada frente a la sala de cadetes.

La hora de la verdad

Sin embargo, al abrirla solo parecía haber polvo.

Las esperanzas de un gran descubrimiento se desvanecieron.

Sin embargo, un examen más detenido y un cuidadoso registro del limo revelaron una medalla y seis monedas muy antiguas.

Un cuidadoso registro del limo revelaron una medalla y seis monedas muy antiguas. Foto: APUn cuidadoso registro del limo revelaron una medalla y seis monedas muy antiguas. Foto: AP

Las monedas fueron acuñadas en años que van desde 1795 hasta 1828, con valores que van desde un centavo hasta un dólar.

La caja también contenía una medalla que celebra la finalización del Canal Erie en 1825. El canal se construyó en ocho años y conectaba el río Hudson en Nueva York con los Grandes Lagos.

Después del anti clímax del evento, el arqueólogo de West Point, Paul Hudson, usó un pico de madera y un cepillo para buscar cuidadosamente en el sedimento dentro de la caja.

El arqueólogo Paul Hudson muestra el contenido de la caja. Foto: APEl arqueólogo Paul Hudson muestra el contenido de la caja. Foto: AP

«En poco tiempo, apareció el borde de una moneda», contó a The Associated Press. «Y pensé, bueno, está bien. Eso es algo, es un comienzo».

La ceremonia fue llevada a cabo el lunes ante jóvenes conscriptos que observaron cómo algunos de los altos mandos de West Point subían al escenario para celebrar el emocionante momento.

Frente a ellos, en el centro del escenario, estaba la caja gris (de 30 x 30 x 33 cm) y dos empleados de la escuela preparados para revelar su contenido.

Otra de las monedas halladas en el interior de la caja de 200 años de antigüedad. Foto: AP Otra de las monedas halladas en el interior de la caja de 200 años de antigüedad. Foto: AP

La caja había sido encontrada unos meses antes, durante la restauración de una estatua de bronce de Thaddeus Kosciuszko, un célebre héroe de guerra y estadista.

Debajo del mármol del monumento se descubrió la caja, aparentemente colocada allí durante la finalización de la estatua en 1829.

Con información de BBC News y Associated Press