Estados Unidos, Corea del Sur y Japón criticaron las intenciones de Kim Jong Un. Habría una tercera prueba en octubre.

Corea del Norte volvió a fracasar en su intento de poner en órbita un satélite militar de vigilancia, meses después de que un primer cohete de esas características se estrellara en el océano tras el despegue.

El líder del país comunista, Kim Jong Un, estableció como prioridad el desarrollo de satélites de inteligencia como respuesta a la creciente actividad de Estados Unidos en la región.

Según informó la agencia de noticias oficial KCNA, «la Administración Nacional de Desarrollo Espacial realizó el segundo lanzamiento del satélite de reconocimiento Malligyong-1 a bordo del nuevo cohete lanzadera Chollima-1 en la madrugada del 24 de agosto».

Corea del Norte volvió a fracasar en su intento de poner en órbita un satélite militar de vigilancia. Foto: EFE/EPA/JEON HEON-KYUN


Corea del Norte volvió a fracasar en su intento de poner en órbita un satélite militar de vigilancia. Foto: EFE/EPA/JEON HEON-KYUN

«El vuelo en la primera y segunda fase del cohete era normal, pero el lanzamiento falló por un error en el sistema de ignición de emergencia en la tercera fase del vuelo», precisó. 

Joseph Dempsey, investigador del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, explicó a la agencia de noticias AFP que, aunque la formulación del fallo es confusa, probablemente se refiera «a la separación» del satélite de la lanzadera.

Según KCNA, «la causa del accidente no es un gran inconveniente» y apuntó a un tercer intento en octubre tras estudiar el problema y tomar medidas para remediarlo.

El rechazo de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón al lanzamiento del satélite norcoreano

Por su parte, el Estado Mayor de Corea del Sur informó que había detectado el despegue a las 3.50 (hora local) y que el cohete sobrevoló el mar Amarillo. También dijo que había iniciado una operación para recuperar los restos del aparato.

El Consejo de Seguridad Nacional del país criticó a su vecino por «despilfarrar sus escasos recursos en provocaciones temerarias mientras culpa a subordinados inferiores de la situación económica que lleva a su pueblo al hambre y la muerte».

Fumio Kishida, primer ministro de Japón, criticó el lanzamiento fallido del satélite militar de Corea del Norte. Foto:  Kyodo/via REUTERS.


Fumio Kishida, primer ministro de Japón, criticó el lanzamiento fallido del satélite militar de Corea del Norte. Foto: Kyodo/via REUTERS.

En tanto, el gobierno japonés fue el primero en anunciar el lanzamiento del proyectil y emitió un aviso a los residentes en la isla de Okinawa. Su portavoz dijo que el despegue era «extremadamente problemático».

«Comportamientos así van contra las resoluciones de Naciones Unidas y ya estamos protestando firmemente«, dijo el primer ministro nipón, Fumio Kishida.

Las sanciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) prohíben a Corea del Norte desarrollar tecnología balística, que se utiliza tanto para el lanzamiento de misiles como de cohetes espaciales.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, Adrienne Watson, dijo que el lanzamiento «agrava las tensiones y aumenta los riesgos de desestabilización de la situación de seguridad de la región y más allá».

La tecnología del satélite de Corea del Norte

La tecnología del satélite mejoraría significativamente los servicios de inteligencia de Corea del Norte, según afirmó el profesor de Estudios de Seguridad del Centro Asia-Pacífico Daniel K. Inouye, Lami Kim.

«Kim Jong Un ha dicho que son críticos para los ataques preventivos», explicó. Además, agregó que «si consiguen desarrollarlos, esto intensificará la carrera armamentística entre las dos Coreas».

La tecnología del satélite mejoraría significativamente los servicios de inteligencia de Corea del Norte. Foto: Jung Yeon-je / AFP.


La tecnología del satélite mejoraría significativamente los servicios de inteligencia de Corea del Norte. Foto: Jung Yeon-je / AFP.

Corea del Norte ya había intentado en mayo poner en órbita lo que describió como su primer satélite de reconocimiento militar, pero el cohete que lo transportaba cayó al mar minutos después del despegue.

La caída de ese primer satélite desencadenó una larga operación de Seúl para recuperar los restos del dispositivo y poder analizarlos.

El ministerio de Defensa surcoreano indicó que el estudio, realizado por expertos locales y estadounidenses, llegó a la conclusión de que el satélite no tenía utilidad militar.

Con información de Sunghee Hwang y Cat Barton (AFP)

ES​

Mirá también