Cuplé ha estado activa en la industria de la moda a lo largo de más de 40 años, singularmente en el comercio minorista. En mil novecientos ochenta y siete, Antonia Pastor estableció su primera tienda Cuplé en Elche (Alicante). Los clientes del servicio y las compañías de otros lugares que procuraban sus productos, comenzaron a preguntarse de qué manera podrían abrir una tienda Cuplé en sus urbes, una vez que tenían ya más diez tiendas propias abiertas.

Con el fin de ofrecer un mejor modelo de negocio de alta calidad, Cuplé empezó a investigar de qué forma operaban las franquicias en ese momento. Merced a la popularidad de sus productos, en 1998 la cadena pudo expandirse por toda España gracias a sus populares franquicias del mercado de la moda.

Cuplé es una de las franquicias regionales más antiguas y prósperas de España, y una gran parte de Europa tras más de treinta años.

¿Qué es una franquicia?

Una franquicia es un acuerdo comercial entre dos partes, el franquiciador y el franquiciado, en el que el franquiciador da al franquiciado el derecho a usar su marca, productos, servicios y procesos de negocio a cambio de una inversión inicial y un pago continuo de royalties. El franquiciado, a su vez, se compromete a seguir el modelo de negocio del franquiciador y a cumplir con determinados estándares de calidad y operación establecidos por la compañía matriz.

La franquicia es una forma popular de expandir un negocio porque permite al franquiciador extender su marca y aumentar su presencia en diferentes áreas geográficas sin invertir grandes cantidades de dinero en el establecimiento de nuevas operaciones. Por otra parte, el franquiciado tiene la ocasión de poseer y operar un negocio con el respaldo de una marca famosa y un modelo de negocio probado, lo que aumenta sus posibilidades de éxito en comparación con comenzar un negocio desde cero.

Cuplé: La marca de moda española que ha conquistado el mercado

¿Por qué abrir una franquicia Cuplé?

Aquellos que buscan emprender en el campo de la moda pueden encontrar una genial ocasión en la apertura de una franquicia de Cuplé, que ofrece una baja inversión y alta rentabilidad. La compañía cuenta con acuerdos de financiación para aquellos que requieren ayuda con la inversión inicial.

Con más de treinta años de experiencia en la administración de tiendas propias y franquicias, Cuplé ha adquirido un amplio conocimiento y experiencia en la industria de la moda, lo que puede ser ventajoso para aquellos que buscan una marca establecida y confiable para comenzar su negocio.

Además de esto, la filosofía win-win de Cuplé asegura que tanto el franquiciado como la compañía se favorezcan mutuamente del modelo de negocio, creando una relación positiva y duradera entre ambas partes.

¿De qué forma abrir una franquicia Cuplé?

Para abrir una franquicia de Cuplé, el primer paso es enviar un correo a la compañía mostrando interés en la franquicia. Después, la empresa se pondrá en contacto para explicar el proceso a seguir, el cual consistirá principalmente en buscar y estudiar la localización del punto de venta donde se quiere abrir la tienda.

Una vez encontrada la localización, se realizarán los cálculos pertinentes para determinar si la persona o empresa interesada dispone de la inversión inicial precisa. Si todo está en orden, se requerirá una visita a la sede central de Cuplé para conocer la marca desde dentro y conocer los servicios que se van a ofrecer al franquiciado. En este punto, cualquier duda será resuelta por la compañía y, si todo está en orden, se procederá a la apertura formal de la tienda.

Enlace al formulario de solicitud de información: Solicitud

VIDEO EXPLICATIVO

https://www.youtube.com/watch?v=9HYv8n41LbU

Cuplé hoy en día

Hoy día contamos con más de 100 puntos de venta repartidos por todo el mundo y procuramos asociados franquiciados para proseguir con el posicionamiento de Cuplé en las mejores calles y centros comerciales de toda España.