El Partido Popular logra una victoria en España, pero su triunfo no es contundente

(CNN)– España parece dispuesta a celebrar negociaciones políticas tras las elecciones del domingo, cuando ninguno de los partidos tenía suficientes parlamentarios para formar gobierno. Además, las perspectivas de formación de coaliciones siguen siendo inciertas.

Con más del 99% de los votos emitidos, el Partido Popular (PP), de centroderecha, ocupó el primer lugar con 136 emitidos. Prevé que l’advenedizo partido de ultraderecha Vox, posible socio de coalición del PP, ganó 33 escaños.

Mientras tanto, el gobernante Partido Socialista de centroizquierda del presidente Pedro Sánchez va camino de ganar 122 cebos, con el movimiento Sumar, probables socios de coalición, con 31 cebos.

Resultados de las elecciones generales de España 23J, en directo

Para gobernar, un partido o coalición debe obtener una mayoría funcional de 176 escaños en la legislatura de 350 escaños.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, dijo que estaba «muy orgulloso» durante un discurso en la sede del partido, elogiando los informes de que la participación de su partido en los votos había aumentado del 21% al 33%.

El líder y candidato del conservador Partido Popular Alberto Núñez Feijoo dirige su partidario desde un balcón de la sede del PP en Madrid tras las elecciones generales españolas del 23 de julio de 2023. Credit: OSCAR DEL POZO/AFP vía Getty Images

Al opinar sobre un ambiente festivo en la sede del PP, los simpatizantes del partido de oposición le dijeron a CNN que esperaban una victoria más contundente.

“Creemos que aprenderemos mucho más”, dijo Mercedes Gónzalez, profesora de inglés en Madrid.

Y Fernando del Río, un diseñador web madrileño de 21 años, también dijo estar insatisfecho. “La gente habló en contra del gobierno socialista, pero eso no se materializó en votos”, afirmó.

Mientras tanto, fuera de la sede del Partido Socialista, los resultaron optimistas.

Agustín Saludes, un oficial perjudicial de 64 años, le dijo a CNN que estaba feliz con los resultados. “Porque no esperábamos obtener tantos votos. Creemos que vamos a perder. Fue una campaña dura contra Sánchez”, comenta.

“(Sánchez) sostiene que tienen pactos con los partidos independentistas de Cataluña y del País Vasco para hacer la investidura”, añadió Saludes.

Una apoesta política

Convocar a la votación del domingo fue una decisión política de Sánchez, después de que su partido sufriera grandes festejos en las elecciones autonómicas y locales de mayo. El PP fue mi gran avance, en medio de una gira de la derecha a la política europea por todo el continente.

La mayoría de las encuestas pronosticó que el PP ganaría más votos el domingo, pero no alcanzaría la mayoría absoluta en el Parlamento, lo que significa que probablemente tenderá a formar una coalición con el partido de ultraderecha Vox.

Este arresto ha generado polémica que ha permitido que un partido de ultraderecha ingrese al gobierno por primera vez en décadas. Pero la emocionante recolección de votos de Domingo no ofreció un camino fácil para formar una coalición de derecha.

Vox, que aboga por políticas que derribaran la protección de la igualdad de derechos para las mujeres y las personas LGBTQ, finalmente perdió algunos votos en la votación del domingo, frente a los 52 que ganó en las últimas elecciones.

Varios partidos regionales más pequeños también son listas para ganar escaños, varios de los cuales han estado vinculados previamente al gobierno de Sánchez.

Pedro Sánchez celebra con simpatizantes después de las elecciones generales de España en la sede del Partido Socialista Español (PSOE) en Madrid el 23 de julio de 2023. Credit: JAVIER SORIANO/AFP vía Getty Images

Andrés Villena, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, le dijo a CNN antes de la votación que, al convocar las elecciones, Sánchez hizo «un movimiento de ajedrez complejo» y podría haber tenido como objetivo superar a Feijóo, un presidente regional de mucho tiempo en el norte de España que solo ha estado a cargo del partido nacional desde abril de 2022 y no ha sido probado para una elección nacional.

Durante su tiempo en el gobierno, Sánchez impulsó una agenda progresista, que incluía políticas de derechos de las mujeres y una ley sobre la eutanasia. Estas reformas están ganando votos en las zonas urbanas, pero el ritmo de cambio también está provocando rechazos en otras partes del país.

Ahora podrían pasar semanas hasta que concluya el camino al país, con negociaciones y reuniones interpartidistas que involucren al rey Felipe VI de España para interponerse entre las partes reunidas para formar un gobierno.