hay 230 focos activos en la región

Es Yellowknife, de 20.000 habitantes, situada a 500 kilómetros del Círculo Polar Ártico. Las llamas están a 16 km del lugar.

Los habitantes de Yellowknife recibieron el miércoles por la noche la orden de evacuar la principal ciudad del extremo norte de Canadá antes del fin de semana debido al rápido avance de los incendios forestales, según informaron las autoridades locales.

«Desgraciadamente, la situación de los incendios forestales está empeorando, y un incendio al oeste de Yellowknife supone una amenaza real», declaró Shane Thompson, Ministro de Medio Ambiente de los Territorios del Noroeste, al ordenar la evacuación de los 20.000 habitantes de la ciudad antes del mediodía del viernes.

Cerca de 168.000 personas han tenido que ser evacuadas en Canadá desde el inicio de una temporada de incendios que está batiendo todos los récords y que actualmente asola los Territorios del Noroeste, una región septentrional dos veces más grande que la Francia continental, con 230 incendios activos.

La gente abandona la región de Yellowknife en auto. Foto: Reuters


La gente abandona la región de Yellowknife en auto. Foto: Reuters

Separados por cientos de kilómetros, los pueblos son «particularmente difíciles» de evacuar por tierra, explicó Mike Westwick, del servicio territorial de bomberos, a principios de esta semana, añadiendo que se había desplegado un contingente del ejército canadiense para facilitar las evacuaciones aéreas.

A la espera de que la lluvia

Ante el avance de los incendios, el ministro local de Medio Ambiente instó el miércoles por la noche a la población a abandonar Yellowknife por aire o por ruta: «La ciudad no está en peligro inmediato (…) pero sin lluvia, las llamas pueden alcanzar las afueras de la ciudad este fin de semana», dijo Shane Thompson.

«Si te quedas hasta el fin de semana, corres el riesgo de poner en peligro tu vida y la de los demás», añadió.

El gobierno instó el miércoles por la noche a la población a abandonar Yellowknife por aire o por ruta. Foto: Reuters


El gobierno instó el miércoles por la noche a la población a abandonar Yellowknife por aire o por ruta. Foto: Reuters

Cientos de bomberos luchan contra las llamas, apoyados por el ejército, que ha ayudado a evacuar por aire a muchos residentes tras el cierre de las autopistas, informa nuestra corresponsal en Quebec, Pascale Guéricolas. En Yellowknife vive la mitad de los habitantes de esta vasta región.

Según Batiste Fois, uno de los pilares de la comunidad francófona, algunos barrios se preparan para evacuar si el incendio avanza: «En Yellowknife se siente que hay más ansiedad. Todos estamos aquí, la gente está evaluando sus opciones para marcharse y podríamos tomar esas decisiones muy rápidamente».

El fotógrafo Pierre-Emmanuel Chaillon ha encontrado refugio a 1.600 kilómetros de casa con su bebé de seis meses.

El humo de los incendios se acerca a una población en  Keremeos, Columbia Británica. Foto: Reuters


El humo de los incendios se acerca a una población en Keremeos, Columbia Británica. Foto: Reuters

Evacuado por primera vez de su pueblo, amenazado por las llamas, tuvo que huir del fuego por segunda vez el 13 de agosto.

«Estábamos en nuestra tienda, y la persona que nos cuidaba salió corriendo diciendo que se acercaba un incendio, y en menos de un minuto tuvimos una alerta de evacuación. Y en menos de dos horas, pasamos de un cielo azul a la oscuridad total con el resplandor de las llamas. Fue muy repentino. En Yellowknife, todo el mundo espera que la previsión de lluvias ayude a reducir la amenaza del incendio».

El calentamiento global

incendios-mortales

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha asegurado este miércoles que las Fuerzas Armadas siguen desplegadas para ayudar a la población de los Territorios del Noroeste. «Seguiremos poniendo a su disposición los recursos necesarios» y «prestando toda la ayuda posible», escribió en Twitter (X).

La vecina provincia de Columbia Británica, también muy afectada por los incendios forestales, registró una temperatura por encima de la marca de los 40°C, por primera vez este año en Canadá, indicó el martes el Ministerio de Medio Ambiente.

Por su situación geográfica, Canadá se calienta más deprisa que el resto del planeta, y en los últimos años ha tenido que hacer frente a fenómenos meteorológicos extremos cuya intensidad y frecuencia se han visto incrementadas por el cambio climático.

RFI

Mirá también