(CNN)– Manifestantes que pretendían ingresar esta semana a la Embajada de Suecia en Bagdad, la capital de Irak, a través de la Quema de Corán en Suecia, muestran video.

Las protestas fueron ordenadas por el poderoso clérigo iraquí Muqtada al-Sadr, quien también saludó la expulsión del embajador de Suec en Bagdad.

Los videos que circulan en las redes sociales muestran a algunos manifestantes en Irak temblando por un muro cerrado ante la sueca embajada en Bagdad.

No está claro de dónde procedían los manifestantes, pero los videos difundidos en las redes sociales muestran a personas con banderas e imágenes de Muqtada al-Sadr montando lo que parece ser la entrada exterior de la embajada.

CNN puede ser contactado con la embajada sueca para obtener comentarios.

Al Sadr, que convocó la protesta, exigió a las autoridades que retiraran a la nación iraquí a Salwan Momika, el organizador de la protesta contra la profanación del Corán en Suecia, que emigró a Suecia hace cinco años desde Irak y tiene la ciudad sueca.

«Si se garantiza la libertad de expresión en Irak y en el mundo, los creyentes deben expresar su opinión sobre la cuestión de los libros sagrados… a través de protestas masivas y aireadas contra la embajada de Suiza en Irak», dijo Al Sadr.

A principios de este año, manifestantes iraquíes atacaron a las fuerzas de seguridad ante la embajada debido a otro incidente de la Corane quema en Estocolmo.

Los hechos llegan un día después de que el gobierno de Suecia habilitará una protesta para quemar el Corán frente a una mezquita en el centro de Estocolmo. La emisión del libro sagrado coincidió con la festividad musulmana de Eid-al-Adha, una de las más significativas del calendario islámico.

Protestas en Suecia Corán

Salwan Momika protesta ante una conferencia de prensa en Estocolmo el 28 de junio de 2023. (Crédito: JONATHAN NACKSTRAND/AFP vía Getty Images)

Sólo una persona asistió a la emisión del Corán prevista en mayúscula y las imágenes del acto muestran que era la única persona, además de su traductor, en la concentración, que coincidía con la festividad musulmana de Eid-al-Adha.

La decisión de autorizar la protesta se cumplió con el derecho a la libertad de expresión, dijo la Policía Suca, quien agregó que la manifestación no implica una respuesta inmediata de seguridad.

Turquía condenó este miércoles la decisión de aprobar la manifestación ante una mezquita de Estocolmo.

La ministra de Asuntos Exteriores de Turquía condenó la protesta este miércoles, calificándola de «acto atroz».

“Es inaceptable permitir estas acciones antiislámicas bajo el pretexto de la libertad de expresión. Hacer la vista gorda ante actos tan atroces es ser cómplice de ellos”, dijo Hakan Fidan en un comunicado.

El director de comunicaciones del gobierno turco, Fahrettin Altun, añadió en un tuit: “Nos comprometemos a permitir la islamofobia y los continuos casos de odio a nuestra religión por parte de las autoridades europeas, especialmente en Suecia”.

La decisión de permitir una protesta tan incendiaria puede mejorar las posibilidades de Suecia de unirse a OTAN, debido a las objeciones de Turquía.

“Aquellos que dicen convertirse a nuestros aliados en la OTAN no pueden tolerar ni permitir comportamientos destructivos de terroristas islamófobos y xenófobos”.

Los funcionarios de la OTAN se encuentran en una carrera contrarreloj para evitar el tema de ver como la alianza inculca su objetivo declarado de admitir a Suecia en la alianza antes del 11 de julio, fecha de su próxima cumbre oficial en la capital de Lituania, Vilnius. Los funcionarios creen que ocupar este puesto envía un mensaje humillante y potencialmente peligroso a los opositores de la alianza.

“La libertad de expresión pesa más”, dijo la Policía

El manifestante Salwan Momika, quien habló con CNN por teléfono en la primera hora de este miércoles, dijo que había ido a Suecia cinco años antes que a Irak y que tenía su propia nación. Dile a CNN que se identifica como ateo.

Momika dijo que esta es la manifestación después de tres meses de batallas legales en los tribunales.

Salwan Momika protesta frente a un tribunal en Estocolmo el 28 de junio de 2023. (Crédito: JONATHAN NACKSTRAND/AFP vía Getty Images)

“Este libro debe ser prohibido en todo el mundo por el peligro que supone para la democracia, la ética, los valores humanos, los derechos humanos y los derechos de las mujeres. Simplemente no funciona en estos tiempos”, dijo.

En un permiso político obtenido por CNN se indica que “los riesgos para la seguridad y las consecuencias relacionadas con la quema de un Corán no son de tal naturaleza que, según la legislación vigente, pueden ser la base de una decisión para solicitar una solicitud de asamblea general».

El permiso para la manifestación dice que los Coranes quema «suponga un mayor riesgo de atentado terrorista» y «también puede tener consecuencias para la política externa».

Sin embargo, añadía que para que «los problemas de seguridad sean l’base de una decisión de negar una reunión general, estos deben tener una clara conexión con la reunión prevista o su entorno inmediato».

Las autoridades otorgaron el permiso para el cumplimiento del contrato con ciertas condiciones, entre ellas la prohibición de fuoco vigente en Estocolmo desde el 12 de junio, que «se aplica hasta nuevo aviso».

En declaraciones telefónicas a CNN, la portavoz de la policía de Estocolmo, Helena Bostrom Thomas, dijo que la policía había informado al peticionario para conocer estas restricciones, pero agregó que «la libertad de expresión pesa más que uno actúa en contra de las restricciones de la prohibición de incendios».

— Luke McGee, Alex Hardie, Duarte Mendonca y Li-Lian Ahlskog Hou, de CNN, contribuyeron al informe.