La gestación subrogada, mal llamado «madre en alquiler», es una de las tantas opciones que existen para concebir un hijo.  Esta alternativa muchas veces es más rápida y efectiva que la adopción porque no requiere trámites tan burocráticos y desgastantes.

Aquellas personas que han visto frustrados sus deseos de ser padres, pueden encontrar en esta  elección una respuesta a sus problemas. 

Babynova, de Novafem, es el centro de genética y fertilidad con mayor experiencia en Colombia en brindar este servicio, acompañando los sueños de miles de familias. 

¿De qué se trata?

Esta novedosa técnica de reproducción asistida implica un bonito proceso donde una persona con capacidades de gestación, en un acto voluntario y de bondad, permite a otra persona, que lamentablemente ha perdido esta capacidad o nunca ha contado con ella, poder tener un hijo a través de su útero.

Vulgarmente llamada «madre sustituta», esta mujer lleva a cabo el embarazo y da a luz al bebé de esa persona o pareja, que tanto lo ha esperado.

Cabe destacar que, aunque se trate de una maternidad subrogada (o mal conocida como “vientre de alquiler”), tanto los óvulos como los espermatozoides pueden provenir, y generalmente lo hacen, de los futuros padres, pero también de donantes si así se requiere.

¿Cómo se selecciona una gestante?

Hay pocos centros de fertilidad que ofrecen opciones de este tipo, y Babynova es uno de ellos. Con estrictos estándares de seguridad y protocolos establecidos científicamente por los mejores profesionales del sector, se aseguran que la persona seleccionada para ayudar en el proceso sea valorada médicamente y cuente con las condiciones necesarias para un embarazo seguro.

La persona escogida no debe presentar patologías ni enfermedades que puedan transmitirse durante la formación o el parto. De esta manera se busca preservar la salud y bienestar del futuro bebé.

En Babynova existe un plan 360° que contempla algunos de los puntos mencionados. De esta manera buscan lograr un proceso de subrogación lo más ameno y tranquilizador posible, incluyendo aspectos como la comodidad, la interventoría, la asesoría legal y el seguimiento del embarazo por parte de un médico ginecólogo y perinatólogo.

Si recurro a una maternidad subrogada, ¿pueden quitarme la custodia de mi hijo?

Este aspecto es muy importante e inquieta a muchas personas y parejas interesadas en este procedimiento. En Colombia las leyes amparan a las madres y padres intencionales del niño, eso significa que se privilegia el derecho de quienes acudieron a la reproducción asistida por sobre quien da a luz.

A diferencia de muchos otros países, la regulación permite que esta técnica pueda ser aprovechada para beneficio de todas las partes involucradas. Quien aporta el vientre de alquiler también recibe una compensación económica por esa ayuda que está brindado y el compromiso que la misma demanda.

En Babynova, la persona gestante, además de pasar por un proceso de selección basado en sus condiciones físicas, es evaluada en cuanto a la comprensión y entendimiento de las implicancias del proceso. Esta decisión garantiza que no haya conflictos posteriores al parto, ni dudas alrededor de a quién le corresponde la maternidad/paternidad.

¿Por qué elegir Babynova?

Los especialistas de la clínica Babynova, división de Novafem, están familiarizados con todo tipo de casos, y realizan el proceso de fecundación en base a las posibilidades realistas de los involucrados. El equipo no busca dar falsas expectativas, por el contrario, está comprometido con realizar diagnósticos precisos que permitan dar con el procedimiento más adecuado, garantizando el éxito y felicidad de las futuras familias. 

Su clínica también asiste a parejas de todo el mundo, a través de convenios con agencias internacionales, lo que representa una gran facilidad para quienes se encuentran en países con escasa regulación legal en materia de subrogación.

Babynova es un centro especializado en fertilidad y genética profundamente comprometido a resolver las problemáticas de sus pacientes a través de soluciones innovadoras bajo altos estándares médico-científicos, priorizando siempre la ética y el bienestar .